Nuestro objetivo es que todos y cada uno de vosotros recibáis el apoyo necesario para desarrollar una vida plena emocional, formativa y económicamente.

Ver mapa de beneficiarios

Consideramos beneficiarios y beneficiarias de la Fundación a los niños y jóvenes hasta los 29 años que hayan sufrido la pérdida de uno o ambos progenitores que pertenezcan o hayan pertenecido (ellos o su cónyuge) al Cuerpo Nacional de Policía.

También consideramos beneficiarios potenciales de la Fundación a los huérfanos que, siendo mayores de edad, tengan una discapacidad reconocida, igual o superior al 33 %.

Nuestro objetivo es que todos y cada uno de vosotros recibáis el apoyo necesario para desarrollar una vida plena emocional, formativa y económicamente.

Para ello os acompañamos desde el primer día en que empezáis a formar parte de esta Fundación hasta que cumplís 30 años. Somos conscientes de que las necesidades económicas, formativas y emocionales no son las mismas en todas las etapas de la vida, por este motivo consideramos que hasta los 24 años hay una mayor necesidad de apoyo psicológico y educativo ya que es la etapa en la que la persona forma su personalidad y sienta las bases para su formación posterior.

A partir de los 24 años y hasta cumplir 30 las necesidades son otras. Se ha superado la adolescencia y entramos en una etapa de formación para el mundo laboral, para la independencia y la vida adulta, y el apoyo tanto psicológico como económico y formativo es diferente.

 

GRACIAS

Cada uno de sus futuros logros se deben a personas como tú.
Ayuda a los huérfanos de tus compañeros colaborando con la Fundación.
Tu aportación cambiará sus vidas.

COLABORA CON ELLOS

HAZLO POSIBLE